APC solicitará a la CONAF y a RAMSAR no validar el estudio

 Víctor Marín, director del grupo investigador de la Universidad de Chile    

 

APC solicitará a la CONAF y a RAMSAR no validar el estudio realizado por equipo de la Universidad de Chile que exculpa a CELCO de la contaminación del río Cruces y transparentar gasto de 160 millones invertidos en este estudio.

Este martes 27 se realizó una reunión privada entre representantes de Acción por los Cisnes y la Sra. María Rivera del Secretariado Internacional de Ramsar. En la reunión estuvieron además académicos e investigadores de la Universidad Austral y representantes de los armadores turísticos fluviales.

APC expresó a la Sra. Rivera su malestar por el estudio realizado por la Universidad de Chile, cuya principal conclusión genera una nueva hipótesis  sobre la crisis ambiental del Santuario y la muerte de los cisnes, desvinculando la participación de Celulosa Arauco. La gravedad de este estudio, que de ser validado por el gobierno, instalaría una nueva hipótesis, contraria al informe realizado por la Universidad Austral el año 2005, y que puede cambiar toda la orientación sobre la recuperación del humedal por cuanto se trabajaría sin tener a CELCO como un responsable de este desastre ambiental, dato clave para el Plan de Gestión impulsado por el Gobierno y discutido con la ciudadanía el año 2006.

APC planteó a la Sra Rivera que desde un comienzo el movimiento ciudadano se opuso a la ejecución de este estudio, que solo sigue teorizando sobre lo que ocurre en el río y no aporta nada concreto para apoyar al gestión de los servicios públicos y la comunidad que deben participar del proceso de recuperación del humedal.

APC enviará una nota formal al Secretariado de RAMSAR y a la CONAF en Chile para que no se valide este estudio como un instrumento dentro del Plan de Gestión Integral del Santuario. También solicitará se entregue un detalle del gasto total del estudio contratado con la Universidad de Chile, que asciende a la suma de 160 millones pesos para siete meses de trabajo y la participación de CELCO en la entrega de estos dineros.

 Para APC esto es un despilfarro de dinero que se hubiese aprovechado mejor pagando estudios y equipos de trabajo en terreno monitoreando en forma independiente lo que actualmente ocurre al interior del humedal para orientar un proceso de recuperación, y no en seguir financiando teorías que finalmente solo benefician a la empresa responsable de este desastre ambiental, como fue el resultado de este estudio.

El estudio realizado por la Universidad Austral tuvo un costo mucho menor y su valor es altamente mayor. La CONAF debe dar explicaciones por su insistencia en realizar este estudio con el Laboratorio de Modelación Ecológica de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Chille, cuyo resultado práctico fue levantar una hipótesis nueva que exculpa a CELCO de la crisis ambiental que mantiene aun el río Cruces contaminado.

+ Ver mas informacion sobre Estudio de la Universidad de Chile.